Meditación y prácticas energéticas

El cerebro piensa en imágenes y no en palabras.
“Tú nunca conseguirás alcanzar aquello que quieres…
Tú solo lograrás alcanzar aquello que puedas visualizar claramente.”
Zig Ziglar
“Todo pensamiento es una sustancia química que circula por nuestro organismo,
y causa efectos químicos y físicos”.
Dr. Chopra

LA MEDITACIÓN COMO HERRAMIENTA DE BIENESTAR

Niños, jóvenes, mayores, todos tienen en cierta medida su forma de gestionar el estrés que supone el rendir día a día, hay quien tiene una mayor capacidad analítica y su nivel de gestión es mayor, aunque también es verdad que hay personas con mayor sensibilizad y les resulta mucho mas difícil. Para todos hay una forma de meditación, ya sea activa o pasiva.

La meditación nos da la formula de gestión adecuada según nuestra edad, de adquirir esas herramientas de resolución imprescindibles para que sea cual sea nuestra actividad y nuestras situaciones en la vida, podamos sentirnos en plenitud y alegría.

Beneficios de la relajación
Toda contractura o contracción permanente constituye, un gasto constante de energía y mente.

Al soltar la contracción se libera la energía que la mantenía, y
asimismo la mente se libera de su concentración más o menos inconsciente, sobre dicha contracción.
Por lo tanto, a medida que progresa el estado de relajación consciente, se produce un sucesivo desprendimiento
(liberación) de la mente (conciencia) de los niveles superficiales, así como un automático despertar o toma de
conciencia (interiorización).
Desde el punto de vista de la energía, podemos ver que la relajación produce los siguientes efectos:

  1. Cese de gasto y consumo de energía para el sostenimiento físico y psíquico pues se reduce al
    mínimo durante todo el ejercicio de distensión.
  2. Liberación de energía del inconsciente. La liberación de la energía implicada en la contractura
    inconsciente, disminuye la carga energética de la resistencia (tensión del inconsciente) y se incorpora al
    yo consciente, todo lo cual se registra como una verdadera liberación y fortalecimiento general de la
    persona
    .
  3. Creación de nueva energía. Mediante la liberación de la reprimida y mediante la constante respiración
    rítmica.
  4. El cese del gasto favorece todo el proceso de recuperación y revitalización de nuestro cuerpo. La creación de nueva
    energía incrementa la vitalidad general de la persona.

    Otros beneficios que se atribuyen a una relajación consciente bien hecha. He aquí algunos de ellos:
    *Perfecto descanso del cuerpo.
    * Recuperación de toda clase de fatiga.
    * Mejora el funcionamiento del cuerpo en general y de los trastornos originados por
    hiperactividad orgánica o por tensión.
    * Aumenta la energía física, psíquica y mental.
    * Tranquiliza, aclara y profundiza la vida afectiva.
    *Aumenta la energía, claridad y penetración de los procesos mentales.
    *Desarrolla nuevas facultades de percepción de tipo superior: intuición, sentimientos estéticos, etc.
    * Se descubren nuevos estados subjetivos de interiorización.
    * Facilita, una conciencia espiritual.
    *Cuanto más y mejor se haga la relajación consciente más energía acumularemos ya que la relajación es el medio natural para reponer la energía pé
    rdida.

A nivel mental, la relajación consciente tiene muchísimos beneficios:

  • No sólo nos despeja, nos permite pensar con mayor claridad y de una forma más creativa, puesto
    que al relajarnos, se activan ambos hemisferios del cerebro. Provoca una sensación de paz y tranquilidad
    que dura a lo largo del día.
  • Además, estos beneficios son acumulativos y evolutivos: a más relajación, más tranquilidad. Esto sucede
    cuando hacemos de la relajación consciente una práctica diaria. Cuando más practicamos las técnicas de
    relajación consciente, entraremos más fácil y rápidamente al nivel alfa, y podremos permanecer en él
    durante más tiempo.

A nivel físico, los beneficios de la relajación consciente son:

  • Disminución de la presión arterial y del ritmo cardíaco.
  • Se regula la respiración, lo que aporta un mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células en general.
    Sobre todo, estimula el riego sanguíneo.
  • Disminución de la tensión muscular.
  • Se reducen los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina por las glándulas suprarrenales.
  • Se aumenta la vasodilatación general, lo que trae consigo una mayor oxigenación periférica.
  • Reducción en los niveles de colesterol y grasas en sangre.
  • Finalmente, aumenta el nivel de producción de leucocitos, lo que refuerza el sistema inmunológico.

Antes de comenzar una relajación consciente

  • Es mejor practicar la relajación consciente sentado, ya que es fácil quedarse dormido, por tanto, prueba de
    encontrar una silla en la que puedas sentarte cómodamente y apoyar la espalda, la cual deberá permanecer
    siempre recta.
  • Procura que los pies toquen el suelo, y ponlos en forma paralela: pon también las palmas de las manos
    sobre los muslos. Esta es la postura en la cual ninguno de tus músculos se verá sobrecargado, y podrás
    relajarlos de forma más eficaz.
  • Utiliza ropa cómoda, holgada, que no te apreté por ninguna parte, quítate los zapatos. Si tienes el pelo
    largo, suéltatelo. Quítate el cinturón. Lo que queremos conseguir es liberarnos de todas las presiones y las
    tensiones.
  • Procura que la luz sea la adecuada: ni muy brillante como para interferir o desconcentrarnos, ni muy
    oscura como para quedarnos dormidos.
  • Apártate de cualquier estímulo que pueda interrumpir la relajación consciente, desconecta el móvil o
    descuelga el teléfono, apaga la televisión o la radio. Si lo deseas, puedes poner una música suave, con
    sonidos de agua o naturaleza.
  • Finalmente, un último consejo, mentalízate, piensa que este momento de relajación consciente es un
    momento sólo para ti, que te lo mereces, y que te lo dedicas a ti mismo para encontrar paz, tranquilidad de
    espíritu, para estar siempre mejor, mejor y mejor.

¡AHORA ES EL MOMENTO!